martes, 14 de julio de 2015

Destino Plutón

Crédito: NASA
Hoy hemos llegado muy lejos en nuestra ansia por la investigación y el conocimiento de otros mundos. Hemos llegado a Plutón. Hemos estado muy cerca de su superficie, a 12.500 kilómetros nada más y a tras un viaje de 6000 millones de kilómetros, nada menos. La misión New Horizons es una fantástica proeza del ser humano que las personas que vivimos en estos tiempos hemos tenido la suerte de vivir. Somos muy afortunados por ello. Mucho.

Hemos visto un mundo rojizo, con regiones muy contrastadas y con un tamaño superior al que pensábamos. La New Horizons ha llegado a Plutón cargada de estudios, investigaciones, tecnología, grandeza y también con los nombres de casi medio millón de personas que animamos la misión especial con una gran dosis de ilusión e interés por lo que podríamos encontrarnos allí. Estoy convencido que ese interés y esa ilusión se verán muy recompensados en las próximas semanas.

Hemos visto un mundo nuevo tras un viaje que comenzó el 19 de enero de 2006 con la sonda New Horizons, justamente nueve años y dos días después de que falleciera su descubridor, Clyde Tombaugh cuyas cenizas viajan a bordo de la nave. Sus restos formaron parte de un ser humano que adoraba la Astronomía. Un ser humano que ha llegado donde ninguno ha llegado jamás.

Clyde Tombaugh
Tombaugh de forma incansable, hizo muchisimas fotografías en busca de convertir en realidad el sueño de Percival Lowell de encontrar al "Planeta X". El descubrimiento de Plutón es una de las historias más preciosas de la Astronomía. Una gélida noche de febrero de 1930, en el observatorio en el que trabajaba situado en Arizona, encontró su tesoro cercano a un brillante estrella de la constelación de Géminis.

Usó para ello  un telescopio con el que tomaba las imágenes y un microscopio con el que las examinaba.Usó un instrumental para ver lo grande y para ver lo pequeño. El telescopio y el microscopio, perfectamente complementados, se unían para descubrir un débil punto de luz de magnitud catorce situado a seis mil millones de kilómetros de un planeta, el nuestro, donde aún no asumimos nuestras diferencias y nuestros objetivos comunes.

El descubrimiento de Plutón por Clyde Tombaugh

¿PUEDO VER PLUTÓN?

Los aficionados con prismáticos o telescopios modestos no tenemos oportunidad de observar al planeta "enano". Brilla con magnitud 14. Muy débil para ser alcanzado con ese instrumental. Necesitaremos al menos un telescopio de 25 centímetros de diámetro y disfrutar de un cielo en condiciones óptimas para poder observarlo con nuestros ojos (yo al menos no he podido observarlo con diámetros menores) y con un telescopio de 30 centímetros de diámetro, o superior, su observación se hace más nítida.

De todas formas si perteneces a alguna asociación astronómica que disponga de ese instrumental o algún aficionado que lo tenga y te permita disfrutar de su visión (todos los aficionados lo compartimos) no dejes de observarlo. Es una sensación maravillosa. Puedes disfrutar con los cráteres de la Luna, con los satélites de Júpiter y la evolución de sus bandas nubosas, con los anillos de Saturno pero observar un mundo tan "familiar" y distante... sinceramente, es distinto.

Y por si es tiene esa oportunidad aquí muestro una carta elaborada por la revista Sky&Telescope que puede descargarse en pdf aquí. Plutón durante todo el año podrá observarse en Sagitario pero en el verano podremos aprovechar mejor la oportunidad pues esta constelación se observa, favorablemente, para los observadores del hemisferio norte. En concreto este fin de semana podremos aprovechar que la luz de la Luna no molesta en el cielo para intentarlo. Se encuentra situado a escasos 25 minutos de la estrella Xi2 = 37 Sagitarii de magnitud 3.5 A medida que avance la noche llegará a los 30 grados de altura. Si tienes la oportunidad, ¡no la pierdas!

Carta general de la posición de Plutón (Stellarium)

Carta más detallada de Plutón. (El círculo represente al "planeta"). [Cartas del Cielo]