martes, 2 de enero de 2018

Júpiter/Marte: Una Conjunción de regalo de Reyes Magos.



Uno de los fenómenos astronómicos más llamativos que resultan fácilmente observables incluso desde las grandes ciudades y sus cielos contaminados son las conjunciones entre planetas. En ésta ocasión, en los días cercanos al día 6 de enero tendremos una especialmente interesante momentos antes del amanecer. Una conjunción en la que sus protagonistas son los planetas Júpiter y Marte, los cuales, como si de una Estrella de Belén se tratara, se acercarán mucho entre si. El color rojo de Marte y el blanco de Júpiter y el  séquito de satélites galileanos de éste último perfectamente alineados, se entremezclarán en una distancia inferior al diámetro de nuestra Luna Llena justo después de que los Reyes Magos nos hayan dejado sus regalos.

POSICIÓN Y DÍAS

Júpiter, al igual que Marte, se encontrarán en la constelación de Libra, ambos sobre el horizonte sureste. Centrémonos a las 07h00 hora peninsular local  española, (06h00 Tiempo Universal). Los planetas estarán situados a una altura apreciable, a unos 25 grados sobre el horizonte.

Posición de los planetas en el horizonte sureste hacia las 06h00 TU

El planeta más grande del Sistema Solar, Júpiter, brillará con su característico color blanco con magnitud -1.4 y Marte mostrará su color rojo con magnitud 1.7, notablemente más débil que Júpiter, pero mostrando una pareja preciosa. A la pareja de planetas se sumará la estrella Zubenelgenubi, la estrella Alpha 2 de la constelación de Libra. Esta estrella blancoazulada es de magnitud 2.8 por lo que se creará un bonito escalado de objetos de distintos brillos. Se da la circunstancia que esta estrella es una estrella doble y su componente secundaria está separada algo menos de 4 minutos de arco siendo ésta de magnitud 5.1. Ya si quisiéramos profundizar más buscaríamos al asteroide Vesta situados a unos nueve al suroeste del "trío".

Posición de los planetas con la estrella Alpha 2 de Libra en el amanecer del día 4

Las imágenes anteriores muestran la configuración que será observable al amanecer del jueves día 4 de enero, los planetas estarán separados algo menos de 1 grado y 20 minutos, es decir menos de tres veces el diámetro de la Luna Llena.

Para el viernes día 5 de enero, día de la Cabalgata de Reyes Magos en el territorio español, la zona del cielo donde se mostrarán los planetas tendrá el siguiente aspecto:

Amanecer del día 5 de enero


La distancia entre Júpiter y Marte se habrá reducido a poco menos de 50 minutos de arco, comprobando como el planeta Júpiter se acerca cada vez más a Marte. Es conveniente que, si tenemos unos pequeños prismáticos, además de observar los planetas, observemos la componente secundaria del ya mencionado sistema doble de Alpha Librae.

Continuamos al amanecer del día de la ilusión por excelencia, el día de los niños, el sábado día 6 de enero.Aquí la distancia habrá disminuído a más de la mitad del día anterior, a unos 24 minutos de arco mostrándonos una preciosa pareja en el cielo. Es más, si usamos un pequeño telescopio o unos prismáticos podremos aprovechar para observar, uno detrás de otro, los cuatro satélites galileanos de Júpiter.

Una bellísima imagen de Júpiter y Marte que podremos ver con sus satélites el día 6 de enero.

Por último el domingo 7 de enero, aún tendremos a los dos planetas más cercanos. Júpiter brillará por encima de Marte a una distancia inferior a los 14 minutos de arco, más o menos el tamaño de la mitad de la Luna (o como podría verse exactamente en los días de los cuartos). Será entonces cuando alcancen la mínima distancia entre ellos.

Máximo acercamiento entre los planetas en el amanecer del día 7 de enero

En los días posteriores los planetas ya comenzarán a alejares (el día 8 estarán separados 36 minutos de arco y el día 9 más de un grado. Aunque es evidente que el frío del amanecer hace poco apetecible la detenida observación, seguramente encontraremos alguna oportunidad de observarla. Recordemos que no es necesario ningún instrumental para ello y los planetas estarán muy juntos entre sí, sin duda será ¡un fantástico regalo de Reyes Magos!




¡Felices Reyes!